Historia

El Museu Comarcal de l'Horta Sud Josep Ferrís March nace por iniciativa de la Fundación para el Desarrollo de l’Horta Sud dentro de sus programas de actuación con la finalidad de dar a conocer la cultura tradicional de la comarca que durante siglos ha constituido, sin duda, la señal de identidad que ha otorgado una personalidad propia a este territorio.

En noviembre de 1995 la Fundación adquiere la propiedad de un inmueble situado en la antigua calle del Pi para instalar el museo. A partir de ese momento empieza la tarea de recogida de piezas que han aportado los vecinos de la comarca para poder configurar las colecciones.

El museo, de acuerdo con la legislación autonómica vigente, fue reconocido como tal mediante orden del Concejal de Cultura, Educación y Ciencia de la Generalitat Valenciana el 28 de febrero de 1996.

Para gestionar el museo se ha adoptado la forma jurídica de un consorcio, que actualmente está formado por cuatro instituciones: la Mancomunitat Intermunicipal de l’Horta Sud, el Ayuntamiento de Torrent, la Fundación para el Desarrollo de l’Horta Sud y Caixa Rural Torrent. Este consorcio se constituyó el 3 de mayo de 2000, motivo por el que la Fundación para el Desarrollo de l’Horta Sud cedió al consorcio el uso del edificio y de las colecciones aportadas hasta ese momento.

Las obras de rehabilitación del inmueble finalizaron a finales del año 1999, cuando empezaron los trabajos de montaje de la exposición permanente.

Las instalaciones fueron inauguradas y abiertas al público el 28 de junio de 2000 por parte del entonces Presidente de la Mancomunidad Intermunicipal de l’Horta Sud.

En junio de 2003 se abren unas nuevas instalaciones dentro del mismo recinto del Museo, cosa que permite disponer de dos salas de exposiciones temporales, totalmente separadas de la exposición permanente y que no interfieren en su conjunto. Su funcionamiento da paso a nuevas actividades tanto didácticas como lúdicas.

Por acuerdo del Consejo Pleno celebrado el 22 de junio de 2003, el hasta el momento Museu Comarcal de l’Horta Sud añadiría el nombre del que fue su impulsor, Josep Ferris March.